Fideicomisos

Negocio Fiduciario

Se entiende por negocios fiduciarios aquellos actos de confianza en virtud de los cuales una persona entrega a otra uno o más bienes determinados, transfiriéndole o no la propiedad de los mismos, con el propósito de que ésta cumpla con ellos una finalidad específica, bien sea en beneficio del fideicomitente o de un tercero. Dentro de este concepto se incluyen la fiducia mercantil. Gestión Fiduciaria se encuentra enfocada en la estructuración de Fiducia de Inversión y Fiducia de Administración, los cuales son ajustados según las necesidades de cada cliente.

Fideicomisos de administración

Es el negocio fiduciario en virtud del cual se entregan bienes a una sociedad fiduciaria, transfiriendo o no su propiedad, para que los administre y desarrolle la gestión encomendada por el constituyente, destinando los bienes fideicomitidos junto con sus respectivos rendimientos, si los hay, al cumplimiento de la finalidad señalada.

Responsabilidad de la Fiduciaria

  • Estará exenta de cualquier responsabilidad que esté más allá del cumplimento de las instrucciones del contrato.
  • No es responsable de cumplir con las disposiciones del contrato del Fideicomiso, si los CONSTITUYENTES o los BENEFICIARIOS no han proporcionado los recursos necesarios para ello.

Características y beneficios

  • Diversidad de objeto y de actividades: Este tipo de fideicomiso es el más general o amplio, puesto que dependiendo del objeto y de la cantidad de actividades que requiera realizar el Fideicomiso, éste podrá comprender desde una administración y gestión simple hasta una administración y gestión compleja.
  • Instrucciones adicionales de administración: Según la complejidad del objeto y de las actividades del Fideicomiso, podrá ser necesario que además de cumplir con las instrucciones del contrato, se deba contar con las que imparta el CONSTITUYENTE, BENEFICIARIO o de cualquier otro organismo colegiado.

Fideicomisos de inversión

Es el negocio fiduciario celebrado de acuerdo a lo dispuesto en el numeral 3 del artículo 151 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, en el cual se consagra como finalidad principal la inversión o colocación a cualquier título de sumas de dinero con la finalidad que sean invertidos en provecho de beneficiarios o de terceros, de acuerdo con las instrucciones impartidas por el constituyente.

Responsabilidad de la Fiduciaria Es sólo de medio y no de resultados, por lo tanto, la FIDUCIARIA:

  • No garantiza la obtención de utilidades o rendimientos en la inversión de los recursos del Fideicomiso.
  • No es responsable de cumplir con las disposiciones del contrato del Fideicomiso, si los CONSTITUYENTES o los BENEFICIARIOS no han proporcionado los recursos necesarios para ello.

Ventajas

  • Seguridad: Proporciona protección a los recursos aportados por los inversionistas debido a que los bienes del Fideicomiso no pueden ser retenidos ni embargados por deudas de los CONSTITUYENTES, BENEFICIARIOS o de terceros.
  • Administración Profesional: La fiduciaria ha demostrado su experiencia en el manejo transparente de recursos haciendo cumplir las instrucciones del contrato del fideicomiso.